h1

El sueño más triste

septiembre 15, 2008

Soñé que me querías tanto y de la misma moanera que yo a ti. En mi sueño, tú yo éramos más de lo que somos ahora. Tú tenías a tu novia, pero ella parecía no existir, era como Dios o mi tío Humberto -creíamos en ella, pero no la veíamos- y, a pesar de eso, tú y yo nos comportábamos casi en todo como si fuéramos amantes. La úncia diferencia es que nunca me besabas en la boca, aunque sí lo hacías en los ojos, las orejas, las mejillas, las manos, el cuello… caminábamos a todas partes tomados de la mano y me abrazabas cada que tenías la oportunidad. Jamás en un sueño se habían reflejado de manera más fiel mis deseos

Y jamás había deseado con tanto ímpetu no despertar.

Y jamás un sueño había sido así de triste.

(Por cierto, sólo para que lo sepas: todos y cada uno de los comentarios que tú haces me afectan hasta el tuétano, así que no te sorprenda si por tu culpa me vuelvo anoréxico.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: