Archive for 27 septiembre 2008

h1

Cuando menos lo esperes

septiembre 27, 2008

Me da tanto miedo que me digan eso… porque lo estoy esperando todo el tiempo, y decirme que llegará “cuando menos me lo espere” equivale, en virtud de aquello, a decir que no llegará nunca.

(Porque todo me hace pensar en ti y pensar en ti me hace esperarlo.)

¡BTW, feliz cumpleaños!

h1

Tal vez

septiembre 24, 2008

Traigo un lío existencial severo, y estoy convenciéndome de hacer algo verdaderamente drástico. Ahora más bien me da miedo el cómo decírselo al mundo.

(No se espanten: tiene que ver con mi futuro académico y profesional, no vayan a creer que me haré la jarocha o algo por el estilo -bleagh-.)

h1

Un episodio más de Los dramas del León Enjaulado

septiembre 18, 2008

Ayer en la noché me puse a llorar. Dicen que no hay mal que por bien no venga, lo malo es que tampoco hay bien que por mal no venga. Sí, la vida es un constante ciclo de bienes y males, pero bueno, hay que disfrutarlos tanto estos como aquellos. Desde que volví de Vancouver me he sentido un poco deprimido; no tanto porque extrañe ese lugar, sino porque mi vida cambió radicalmente, ya que, al no estar a tiempo para las inscripciones, me vi obligado a tomar clases en el turno vespertino.

El primer año de mis estudios de licenciatura fue fantástico. Conocí a algunas personas a las que ya quiero mucho y tuve buenas experiencias, amén de que sí he aprendido mucho y estoy mucho más seguro de lo que quiero ser y hacer en el futuro. Sin embargo, ahora de pronto la facultad se ha convertido en un lugar horrible. La verdad es que no lo aguanto, y me siento bastante fuera de lugar. Me canso mucho, me aburro y me desespero, y es que yo no soy un chico vespertino, no puedo acostumbrarme a levantarme tarde, siento que pierdo toda la mañana y, por lo tanto, todo el día, extraño a mis amigas, extraño comer con mi familia en la tarde, salir con mis amigos o al teatro de vez en cuando los viernes -los fines de semana ya hace mucho que no los tengo libres- y todo eso.

Esta situación escolar ha repercutido mal pedo en mi ánimo y, por supuesto, me ha dado un bajón emocional. Y todo tiene que ver con Vico, como siempre. La verdad muchos de ustedes pensarán que soy un poco patético, y tal vez lo soy, y que no estoy haciendo nada para superarlo, pero eso es mentira. He dado mi mejor esfuerzo para sobrellevarlo y ser feliz y, ¿saben qué? Lo estoy logrando. Pero, incluso aunque lo esté logrando, resulta que soy un chaval que no termina de dejar la adolescencia y que, lo quiera o no, sufre de episodios de depresión de esos que son úber-normales en la gente de mi edad. Aparte de eso, me he identificado como obsesivo-compulsivo, y, aunque eso me hace más lindo -jajaja-, creo que debería ir a terapia -estoy considerándolo muy seriamente.

Como sea, esta semana en especial he estado en mayor o menor medida sintiéndome miserable, aunque los que han hablado conmigo últiamente se darán cuenta que no tanto en realidad. Pero ayer en la noche me entró la melancolía y lloré mucho como hacía mucho ya no lo hacía. Y le mandé un mensaje.

Sí, desde hace un tiempo, cuando lo veo, me dan ganas de decirle un par de cosas referentes a mis sentimientos. No es nada que él no sepa realmente, pero yo quería decírselo; sin embargo, siempre que intento se me atoran en la garganta las palabras. Así que ayer en un episodio de locura escribí un mensaje de texto kilométrico (Fuck! 10 SMS!) y se lo mandé. Espero que le haya llegado, porque realmente quiero que lo lea. Y no quiero que me diga nada al respecto -¿qué me podría decir que no me haya dicho ya?-, o que de algún modo haga algo para hacerme sentir mejor. El hecho de habérselo dicho -aun cuando no puedo estar seguro de que lo haya recibido y eso- me ha dado mucha tranquilidad. Creo que con esto concluye un episodio más de Los dramas del LeÓn y su amado VoldEMOrt, y nos vemos la próxima vez, en el mismo baticanal.

Ahora ya me siento más concentrado, y creo que me dedicaré a leer los libros que tengo que leer y a escribir un poco, tal vez, a reflexionar sobre algunos temas sobre los cuales quería escribir por acá y a disfrutar un poco de las cosas buenas que me da la vida, a emocionarme planeando mi cosplay para diciembre y a ahorrar para comprarme ropa bonita. Sí, me siento contento al fin.

Por cierto, mi hermana una vez me preguntó: ¿y Vico no lee tu blog? No, no lo hace. Pero podría hacerlo si quisiera, pues sabe que existe y se lo he enseñado más de una vez. Y no me preocupa: no hay nada aquí escrito que él no sepa.

¡Los amo! ^^

h1

A propósito de las fiestas patrias, porque no quiero vivir aquí y por qué escoger Canadá no es tan malinchista como parece

septiembre 16, 2008

Sí, soy malinchista.

Malinchista es una palabra muy fea; viene de la Malinche, mujer clave en la conquista española de los territorios americanos. La verdad, la Malinche era una mujer sumamente inteligente y muy digna de admiración, pero nuestra sociedad idiota y cerrada necesita tener una historia con héroes y villanos, no con verdaderas personas, y a Doña Marina (como la bautizaron los españoles) le tocó ser la mala del cuento. Pero no vine a dar cátedra de pseudo-historia.

Hoy es el día de la independencia y uno no puede evitar pensar en todas esas cosas fantásticas que tiene México, a saber: el idioma, los paisajes, la comida, la música, y un largo etcétera. Sí, yo no puedo negar que hay un montón de cosas de este país que me encantan… pero yo no quiero vivir aquí.

Para mí el patriotismo es una manera más de enajenación. Y no es bueno. Digo, todo con medida: no tiene nada de malo amar a tu patria, todo lo contrario. Pero muchas veces pareciera que amar a la patria tuviera que significar odiar a las demás, y creo que en México sufrimos de una muy contradictoria xenofobia; Paco Calderón, un genial cartonista de un periódico mexicano, lo ilustró perfectamente en un cartón en el que aparece una especie de ídolo prehispánico ensangrentado señalando con su arma a un letrero que reza “If you can read this, yout are NOT a true mexican”. Y así es México: odiamos a los gringos y a los españoles, al Halloween; en los juegos olímpicos los comentaristas dicen que “se aburren” cuando dejan de tocar los mariachis… pero amamos Disneyland y nos la pasamos quejándonos de nosotros mismos, sin hacer nada.

México es un país hermoso, con miles de lugares preciosos, tradiciones incomparables, comida exquisita y muchas cosas más. Pero yo no soy hipócrita: no es un buen lugar para vivir. En especial esta sacrosanta ciudad de Toluca, con sus camiones de 6 pesos y su delincuencia tan creciente. No, yo no odio a mi país, pero no quiero vivir en él.

Yo donde quiero vivir es en Canadá. Canadá tiene cuatro cosas por las cuales yo quiero vivir allá:

1) Canadá es un país del primer mundo, mucho más seguro y organizado que este.

2) Canadá es un país multicultural. Técnicamente, los canadienses no existen. Existen chino-canadienses, mexico-canadienses, japo-canadienses, árabe-canadienses… Si yo viviera en, por ejemplo, Inglaterra, está claro que me sentiría un extranjero toda mi vida. Pero en Canadá no. Por esa misma razón, hay mucha apertura mental en Canadá… y mucha gente linda.

Y yo soy muy mexicano, a pesar de todo, así que un país como ése me conviene.

3) Canadá es un país muy abierto a la inmigración (caso contrario, por ejemplo, a Estados Unidos).

4) En Canadá me puedo casar. Sí, me puedo casar con un hombre con todas las de la ley. Y para mí eso es muy importante.

Y ya. Mi plan de vida parece un poco simple y no muy grandioso; a mí no me interesa ser rico y famoso, yo sólo quiero tres cosas: estudiar lingüística, enamorarme de por vida e irme a Canadá. Lo primero está en proceso, lo tercero juro por mis tenis que será… ahora sólo me falta esperar que lo segundo se dé. Ojalá.

Fin.

h1

¡Yo también quiero hacer este Meme!

septiembre 16, 2008

Robado de X@vy que se lo robó a Pech.

REGLAS DEL JUEGO:
*Pon una foto tuya
*Responde a las preguntas que se realizan en el test con total sinceridad.

Albert Einstein en sus años mozos

Albert Einstein en sus años mozos

SOBRE MI:

-Pelo: Castaño. Pero me lo teñiré de rojo RBD, jojojojo.
-Ojos: Verdes.
-Mejor rasgo: Físicamente, yo diría que mis ojos.
-Altura: 165 cm (sí: estoy chaparro. Supérenlo).
-Gafas: Sin ellas muero.
-Número de pie: 6.5.
-Edad: 18 -casi 19.
-Piercing: No, pero la verdad quiero uno en la oreja :P.
-Tatuajes: No.
-Diestro o zurdo: Diestro.
-Frase favorita: “Sou desu ka…” (mi muletilla otaku de siempre) [¿No sabes lo que significa? Pásate por acá].
-Mejor día de tu vida: El último viernes que pasé en Vancouver.
-Peor día de tu vida: El día de los 15 años de una amiga, en febrero del año pasado. Ese día ya-saben-quién desveló su relación con su chica… lo que más me dolió es que ya llevaban como una semana de ser novios ¡y no me lo había querido contar! (Nunca he llorado tanto en un mismo día).
-¿Echas de menos a alguien?: Sí.
-Miedos: A la soledad (bleagh, soy tan predecible).
-Mayor vicio: Chocolate… e Internet.

AMOR:

-Estás enamorado/a?: Sí  ¬¬.
-Con cuánta gente te has liado?: No estoy muy seguro de qué quiere decir eso… pero si es lo que me imagindo… como dos -_-.
-Novio/a en estos momentos?: No T_T.
-Amor a primera vista?: No verdadero amor.
-Amar o que te amen?: Prefiero amar y no ser amado a no amar y ser amado. Pero lo que quiero es las dos cosas, puta madre, ¿es tan difícil?
-Te rompieron el corazón alguna vez?: Ah… bueno, mi corazón está roto, pero me lo rompí yo solito, pueh…
-Y tu lo rompiste?: Tal vez.
-Fuiste infiel?: No.
-Te fueron infiel: No que yo sepa, pero no creo.
-Perdonarías una infidelidad? Tal vez.
-Locura más grande que hiciste por amor?: Emm… no he hecho locuras por ello, aunque sí he sacrificado mucho tiempo, dinero, lágrimas, memoria ROM (¡mucha!) y eso.
-Nunca harías por amor?: No lo sé, supongo que muchas cosas extremas -no estoy tan loco.
-La persona que mejor te ha besado?: Víctor (Víctor 3 -hay que aclararlo, porque todo el mundo alrededor mío se llama así).
-Una cita ideal: En la tetería =D.
-Un lugar: Québec.
-Dominar o ser dominado: Uh la la!
-Lloraste por amor?: Sí -la última vez fue hace dos días xD.
-Tierno o sexy: Tierno.
-Abrazos o besos: Besos

AMISTAD:

-Mejor amigo/a: Mi nii-chan Vico -a pesar de todo- y mi nee-chan Ale.
-Primer amigo/a: Miguel Ángel.
-Tienes muchos amigos/as?: Un puñado de buenos amigos, más de los que puedo contar con una mano, así que soy afortunado.
-Qué aprecias más en tus amigos/as?: Que me hacen reír.
-Traicionado por un amigo/a?: Sí.
-Traicionaste a un amigo/a?: No.
-Te enamoraste alguna vez de un amigo/a: Jajajajajajaja… T_T.
-Amor platónico?: HYDE.
-Película: Réquiem por un sueño.
-Programa de TV: Em… no sé. Six Feet Under es muy bueno.
-Banda: ¿De música? Em… Shakira no es una banda -_- Ah, ya sé. La oreja de Van Gogh.
-Canción: Ah… muy difícil.
-Dulces: Chocolates.
-Deportes: Naaaada.
-Bebida sin alcohol: ¡Coca-cola!
-Bebida con alcohol: Vino.
-Comida favorita: Tacos al pastor.
-Marca favorita de vestir: No me gusta comprar ropa cara.
-Tienda: El mercado xD.
-Materia de la escuela: Lingüística y todas sus ramas.
-Animales: Perros y gatos -y todos los demás xD.
-Libros: Jarry Pota.
-Revistas: Algarabía.
-Te gustaría ser otra persona: A veces.

TÚ ALGUNA VEZ HAS…
-Besado a un extraño: Mmm… no.
-Tomado alcohol: Sí, pero nunca me he emborrachado.
-Fumado: Sí -y fue un desastre xD.
-Escapado de casa: Nah. Con unos apás tan chidos como los míos que todos mis amigos envidian, ni quién quiera xD.
-Roto el corazón de alguien: Tal vez, yo qué sé.
-Terminado con alguien: Sí.
-Llorado en la escuela: Cuando era niño era bien berrinchudo… y ahora que no lo soy, soy bien chillón. Sí, puta madre, en todas las escuelas en las que he estudiado he llorado -aunque en la fac nunca he llorado mientras he estado estudiando -pero sí antes).
-Te has lamentado de haber hecho algo: Sí.

Bueno, eso es todo, nos leemos ^^.

h1

El sueño más triste

septiembre 15, 2008

Soñé que me querías tanto y de la misma moanera que yo a ti. En mi sueño, tú yo éramos más de lo que somos ahora. Tú tenías a tu novia, pero ella parecía no existir, era como Dios o mi tío Humberto -creíamos en ella, pero no la veíamos- y, a pesar de eso, tú y yo nos comportábamos casi en todo como si fuéramos amantes. La úncia diferencia es que nunca me besabas en la boca, aunque sí lo hacías en los ojos, las orejas, las mejillas, las manos, el cuello… caminábamos a todas partes tomados de la mano y me abrazabas cada que tenías la oportunidad. Jamás en un sueño se habían reflejado de manera más fiel mis deseos

Y jamás había deseado con tanto ímpetu no despertar.

Y jamás un sueño había sido así de triste.

(Por cierto, sólo para que lo sepas: todos y cada uno de los comentarios que tú haces me afectan hasta el tuétano, así que no te sorprenda si por tu culpa me vuelvo anoréxico.)

h1

Top 5 de las 5: No debería gustarme, pero me gusta.

septiembre 7, 2008

La verdad no estaba seguro de qué se suponía que debía ir en este post. Alguien dijo “placeres culpables”, pero en lo personal no hay algo que me guste hacer y que me haga sentir culpable. Por eso al final decidí pensar en cinco cosas que a nadie le gustan, o que, de acuerdo a mi forma de ser, no deberían gustarme… pero que sí me gustan.

5. Sufrir

Como siempre, a los cuatro puntos se me secó el cerebro. Por eso pongo este que es casi “de relleno”, pues creo seriamente que a mucha gente le gusta sufrir, pero a nadia debería gustarle, ¿no? En realidad no es que me guste sufrir como princesita secuestrada todo el tiempo -y, de hecho, ya casi no lo hago-, pero hay veces que realmente me gusta recordar mis desgracias -principalmente en el amor y en relación con ya saben quién- y llorar rico y tendido. Es terapéutico, de verdad.

4. Bob Esponja

Cualquiera diría que no me puede gustar Bob Esponja, pues me gusta aparentar que intento tratar de ser un poco intelectual.

Pero esta criatura marina de pantalones cuadrados me hace reír muchísimo, y eso lo valoro. Por otro lado, es un símbolo del lazo existente entre mis mejores amigos (esos amigos de la secundiaria, entre los que se incluye He-who-must-not-be-named), que tal vez no son tan cultos e intelectuales como a mí me gusta aparentar que trato de intentar ser, pero son los mejores amigos que jamás tendré. Lo digo con orgullo: ¡ME ENCANTA BOB ESPONJA! xD

3. Jar Jar Binks

Todos odian a Jar Jar Binks. Y yo no entiendo por qué. De verdad, no lo entiendo. Es un personaje cómido que cumple una función dentro de la trama -la de servir de vínculo entre las dos sociedades del planeta Naboo- y otra dentro del argumento -la de ser “el chistoso”, el que aporta comicidad e infantilez a la historia-, y creo que ambas funciones las desempeña bien.

2. El final de Harry Potter

Dios mío, dime, ¿POR QUÉ SOY LA ÚNICA PERSONA EN EL MUNDO QUE QUEDÓ VERDADERAMENTE SATISFECHA CON EL FINAL DE HARRY POTTER? A todos les desagradó en mayor o menor grado. Algunos lo odiaron completamente y manifestaron que es muy malo. A otros les pareció que estaba bien, pero con ciertos detalles. Lo cierto es que todos le encontraron un pero. Para mí fue tal y como debía ser -el epílogo es otra cosa, pero el final, para mí, fue perfecto.

1. El ritmo del reggaetón

Sí, no lo puedo negar. Ese ritmo repetitivo y bajo de “pum-pam-pum-pam” tiene para mí un no-sé-qué que me hace tener ganas de levantarme y bailar así toda sexosamente. Y estoy de acuerdo en que el reggaetón apesta por sus letras sexuales y misógenas… pero vamos, estoy seguro de que por lo menos alguna canción hay que no sea así… y el ritmito ese me hipnotiza.

Más de esto en:

Alex: http://alexgondel.wordpress.com/
Estrellita Mutante: http://estrellitamutante.blogspot.com
Roski666: http://ricoestofado.blogspot.com/
Wittenbergman: http://flaigrod.blogspot.com
William Saints: http://esquemaspiramidales.blogspot.com
Filin: http://filin.blogspot.com
Srodry: http://losperrostambienjugamosalpoker.blogspot.com/
Albertini: http://mantequillaconazucar.blogspot.com
Mr. Forfy: http://forfy.blogspot.com
Intramuros: http://intramuros.es

P.S.: Ok, sí hubo un detallito que no me gustó del final de Harry Potter, pero no tiene nada que ver con todo lo que a los demás no les gustó. Whatever…